Atascos: ¿cuánto cuestan?

Analizando las principales carreteras del Reino Unido, la empresa de servicios de coches conectados y análisis de transporte Inrix reveló que el año pasado se produjeron más de 1,35 millones de atascos, que costaron a los conductores 9.000 millones de libras esterlinas (11.900 millones de dólares) en pérdida de tiempo, combustible y emisiones de carbono innecesarias. Las estimaciones se hicieron a partir de supuestos sobre el propósito del viaje y el consumo de combustible del vehículo medio, con medias nacionales utilizadas como base. Las causas de las cinco peores colas iban desde derrames de combustible hasta camiones averiados.

En las ciudades contemporáneas, la congestión del tráfico se debe sobre todo a la falta de sistemas de transporte público eficaces y omnipresentes, a la programación desfavorable de los servicios de entrega de mercancías y a la búsqueda de aparcamiento. Estudios independientes confirman que el 30% del tráfico urbano podría reducirse si se mejoraran los itinerarios de los vehículos privados que buscan un aparcamiento libre.

Más información Inrix estudio sobre los atascos en el Reino Unido.

 


El Internet de los objetos y la evolución de los empleos

La Internet de los objetos está revolucionando nuestro modo de vida, la forma en que las ciudades gestionan los servicios urbanos y el modo en que las empresas manufactureras controlan los procesos y las plantas. El mercado de trabajo está reflejando esta evolución y creando nuevas trayectorias profesionales para los graduados.

Los conocimientos en áreas como la seguridad de dispositivos y redes son cruciales, así como la capacidad de analizar datos. Los empleadores también buscan candidatos con sólidos conocimientos de administración de redes y soluciones basadas en la nube. Pero los conocimientos técnicos son solo una parte del panorama: las habilidades de comunicación, trabajo en equipo y resolución de problemas también son importantes.

Leer más en TheGuardian.com


IoT: sistemas de retrodispersión de largo alcance para comunicarse sin energía

 

En la Universidad de Washington, en Seattle, un equipo de expertos en sistemas inalámbricos está desarrollando un chip de retrodispersión de largo alcance para que funcione en dispositivos IoT de muy bajo consumo y permita las comunicaciones a larga distancia. Su objetivo es dar soporte a miles de dispositivos que potencialmente no necesitan baterías, proporcionándoles la capacidad de enviar información a un receptor a una distancia de hasta una milla y tres cuartos.

Esta distancia permitiría las comunicaciones de IoT dentro de las casas familiares o las grandes oficinas, e incluso a través de las plantas industriales. Las aplicaciones potenciales tienen que ver con los hogares y las fábricas inteligentes, pero los investigadores están convencidos de que los usos más interesantes de la tecnología serían los médicos.

Leer más en Noticias Nbc

 

 


Wireless IoT

¿Revolucionarán los drones la movilidad urbana?

Los drones están teniendo un impacto transformador en la forma en que la gente vive, hace negocios y se relaciona. Aunque la idea de sobrevolar nuestras ciudades en coches voladores o taxis privados es bastante fascinante, la movilidad urbana no será probablemente la aplicación estrella de los drones, por una serie de razones técnicas, energéticas y prácticas.

Pero los vehículos no tripulados ya han demostrado su potencial en diversos campos: desde la entrega remota de mercancías a la ayuda humanitaria, desde la videovigilancia a los servicios de emergencia, desde la vigilancia de la calidad del aire a aplicaciones urbanas aún no previstas.

Lea la opinión de Carlo Ratti (Director del Senseable City Lab del MIT) sobre eijinsight.com por el Hong Kong Economic Journal.

 


Ser una ciudad inteligente es también una cuestión de reputación

Las ciudades son marcasque hay que cultivar y comunicar para atraer a personas y empresas, voluntad política e inversiones. Ser una ciudad inteligente no es sólo una cuestión de construir una comunidad inclusiva, resistente y energéticamente eficiente, sino también una reputación sólida y reconocida.

Según Ciudad RepTrak 2017 por Reputation Institute, Sídney, Copenhague y Viena son las Ciudades más reputadas del mundo.
Si su reputación se ve directamente afectada por la percepción de los respectivos países, el índice muestra hasta qué punto los gestores de las ciudades pueden mejorarla invirtiendo en público seguridad, local atracciones, sostenibilidady atractivo experiencias tanto para los residentes como para los visitantes, con un auténtico espíritu de ciudad inteligente.

Informe completo y más detalles disponibles aquí.