climate neutral

100 ciudades europeas invierten para ser neutras desde el punto de vista climático en 2030

Buenas noticias desde Europa. La Comisión de la UE acaba de anunciar que 100 ciudades se unirán a un programa para reducir las emisiones y llegar a ser neutrales desde el punto de vista climático en 2030. Las ciudades seleccionadas proceden de los 27 Estados miembros y representan alrededor de 12% de la población europea.

La "Misión Ciudades" es uno de los cinco programas de investigación e innovación de Horizonte Europa para los años 2021-2027. Entre las ciudades participantes se encuentran Marsella (Francia), Dortmund (Alemania), Zaragoza (España), Parma (Italia), Lahti (Finlandia) y Tesalónica (Grecia), Košice en Eslovaquiay muchos más.

Recibirán un total de EUR 360 millones de euros de financiación de Horizonte Europa para apoyar la movilidad limpia, la eficiencia energética y la planificación urbana ecológica, con planes de inversión específicos sobre energía, edificios, gestión de residuosy los sistemas de transporte urbano.

La transición verde se abre paso en toda Europa ahora mismo, pero siempre hacen falta pioneros que se propongan objetivos aún más altos", dijo Ursula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, al anunciar las 100 ciudades seleccionadas.

Se pedirá a las ciudades que desarrollen Los "Contratos de la Ciudad del Clima" detallarán sus planes de neutralidad climática y cómo van a tener un impacto aprovechando tecnologías inteligentes o mejorar los servicios y sistemas existentes. Estos contratos actuarán como compromisos muy visibles, y las ciudades deberán involucrar a los ciudadanos, los institutos de investigación y las empresas privadas para compartir los conocimientos técnicos y estimular potencialmente otras inversiones.

Las ciudades están a la vanguardia en abordar la crisis climáticaEste programa puede acelerar la transición energética y los cambios que Europa necesita para alcanzar la neutralidad climática.


congestion charges reduce car use

Las tasas de congestión reducen el uso del coche

Después de las tasas de congestión de Londres, la ciudad de Oxford pide ahora a los vehículos no eléctricos que paguen 10 libras para acceder a su centro histórico medieval. La decisión forma parte de un programa piloto para crear un sistema de cero emisiones zona y hacer la ciudad más limpia, más sana y menos congestionada.

No es de extrañar, la acusación se enfrenta a cierta resistencia. La zona restringida abarca actualmente varias de las principales calles comerciales de la ciudad y algunas facultades de la Universidad de Oxford, pero el plan es ampliarla a unos 3 kilómetros hasta casi todo el centro de la ciudad, lo que afectará a los trabajadores que se desplazan desde los distritos circundantes y podría reconfigurar la economía de toda la ciudad.e

Oxford está siendo observado como un caso de prueba para la aplicabilidad de las tasas de congestión más allá de los grandes centros urbanos. Pero, ¿son estas medidas realmente útiles para reducir el uso del coche, mitigar el tráfico y mejorar la sostenibilidad y calidad del aire?

Un nuevo estudio realizado en el Centro de Estudios de Sostenibilidad de la Universidad de Lund (Suecia) y publicado en Estudios de caso sobre la política de transportesEl informe de la Comisión Europea, que examinó unos 800 informes revisados por expertos y experiencias reales en Europa, clasificó las tasas de congestión como la forma más eficaz de reducir el uso del coche en las ciudades.

Según la investigación, la introducción de Las tasas de congestión redujeron el tráfico de automóviles hasta en 33%, mientras que otras medidas resultaron ser menos impactantes. Por ejemplo, zonas de tráfico limitado cortar el tránsito de vehículos no residentes por 20% durante el horario restringido; ofreciendo abonos de transporte público con descuento o gratuitos a los trabajadores y estudiantes hizo que los desplazamientos en coche disminuyeran hasta 37%.

También se examinaron las medidas relacionadas con el aparcamiento. Se ha comprobado que dificultar el aparcamiento eliminando plazas y sustituyéndolas por carriles para peatones y bicicletas reduce el uso del coche hasta en 19% (ese fue el mejor resultado obtenido en Oslo, Noruega). Las tarifas de aparcamiento en el lugar de trabajo, en las que se pedía a los trabajadores que pagaran cuando aparcaban fuera de sus oficinas, condujeron a una reducción de entre 20 y 25% en los desplazamientos en coche de los empleados y el correspondiente cambio hacia el transporte público.

El una gestión más inteligente de los aparcamientos puede no contribuir directamente a sacar los coches de las ciudades, pero es Sin duda, son eficaces para mejorar la movilidad urbana y mitigar el tráfico. Estudios independientes demostraron que alrededor de 30% de la congestión vial total se debe a la búsqueda de aparcamiento: Las soluciones de aparcamiento inteligente permiten a las ciudades mejorar la experiencia de los conductores reduciendo los itinerarios en vacío en busca de una plaza libre y el consiguiente consumo de combustible, la contaminación atmosférica, la pérdida de tiempo y el estrés.

 

¿Quiere saber más sobre nuestro Smart Parking solución? Vea nuestra video y contacte con nuestros expertos!


local energy communities

Comunidades energéticas locales para una sociedad neta cero

En 2010-2019 las emisiones medias anuales de gases de efecto invernadero se situaron en los niveles más altos de la historia de la humanidad, pero el ritmo de crecimiento ha disminuido. "Estamos en una encrucijada. Las decisiones que tomemos ahora pueden garantizar un futuro habitable", señalan los científicos del clima que firman último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

El escenario es sombrío, pero hay aumento de las pruebas de la acción climática. Las ciudades y los gobiernos locales se esfuerzan por reducir las emisiones disminución del consumo de energía (piense en Smart Lighting y los esfuerzos para crear ciudades compactas y transitables), aplicando sistemas de movilidad con bajas emisiones de carbonoy mejorar reforestación. Con las políticas, la infraestructura y la tecnología adecuadas, los expertos estiman que estilos de vida y comportamientos de las personas puede cambiarse para lograr una reducción de 40-70% en las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050, y estos cambios en el estilo de vida también tendrán un impacto positivo en la salud y el bienestar.

Un papel vital en esta transición energética puede ser desempeñado por comunidades energéticas locales, grupos de usuarios vecinos que cooperan para satisfacer sus necesidades energéticas mediante fuentes de producción locales.

Llegan buenas noticias desde Estados Unidos, donde la transición a la energía limpia está generando beneficios ambientales e incluso empleos bien remunerados. En 2019, las inversiones en energías renovables alcanzaron 55.000 millones de dólares y los puestos de trabajo en el sector de las energías limpias se pagan 25% más que el salario medio nacional.

El Departamento de Energía de los Estados Unidos ha presentado recientemente la primeras 22 comunidades locales de energía para recibir asistencia técnica específica y acceder a los programas del gobierno federal, incluidos los incluidos en la Ley Bipartidista de Infraestructuras de $1,3 billones, para planificar e invertir en edificios inteligentes, producción de energía limpia, microrredes resistentes y sistemas de almacenamiento de energía, captura y almacenamiento de carbono. Entre las comunidades seleccionadas figuran Bakersfield (California), Columbia (Carolina del Sur), el condado de Hennepin (Minnesota), el condado de Jackson (Illinois), Nueva Orleans (Luisiana), Pittsburgh - Hill District (Pensilvania) y Questa (Nuevo México), entre otras.

¿Qué pasa con Europa? Según el informe de la UE sobre el estado de la Unión Energética de 2021, unos 2 millones de personas participan en más de 7.700 comunidades locales de energía y aportando hasta 7% de capacidades renovables instaladas a nivel nacional. Sin embargo, el contexto en el que operan las comunidades energéticas locales parece ser bastante complicado.

Según un informe recientemente publicado por el proyecto eNeuron, financiado por la UE, el falta de una regulación integral en el sector energético está afectando a las comunidades energéticas locales y retrasando el avance de la UE en la consecución de sus objetivos para 2050.

La incertidumbre sobre las disposiciones reglamentarias es un obstáculo importante para los inversores dispuestos a desarrollar activos de infraestructura. El panorama se complica aún más por la variedad de soluciones tecnológicas disponible tanto a nivel de consumidor como de comunidad energética. El informe considera, por ejemplo almacenamiento de calor, mencionando que más de 50% de la energía consumida en la UE se utiliza para generar calor. Esta debería ser una aplicación prioritaria, pero su adopción actual está fragmentada y es muy ineficaz.

Las comunidades energéticas locales tienen un papel muy importante que desempeñar en la transición energética, pero todavía hay un largo camino por recorrer antes de la llegada de una sociedad de red cero.


IoT skills

La brecha en las habilidades de IoT obstaculiza a las Ciudades Inteligentes

Las ciudades reconocen el impacto beneficioso de las inversiones inteligentes para aumentar la productividad, crear empleo, mejorar la seguridad, permitir un crecimiento sostenible y hacer que los servicios públicos sean más eficientes y accesibles.

Esta conciencia consolidada impulsará el gasto tecnológico en proyectos inteligentes en un futuro próximo: considerando 2018 como referencia, Se prevé que los presupuestos mundiales se dupliquen con creces de aquí a 2023 y pasar de $81.000 millones a 189.500 millones de dólares.

Si las inversiones públicas en tecnologías avanzadas y en la infraestructura que las sustenta son cada vez mayores, ¿qué impide a las ciudades iniciar o acelerar sus viajes inteligentes? La disminución de los recursos financieros y la difícil búsqueda de financiación adicional suelen ser denunciados por las autoridades locales, junto con obstáculos reglamentarios que ralentizan los proyectos a gran escala.

La gobernanza aislada y fragmentada también es un problema. Pero incluso cuando las autoridades locales tienen suficientes recursos y una gobernanza con visión de futuro, el desarrollo de los servicios inteligentes puede experimentar problemas: La falta de conocimientos y experiencia tecnológica en el ámbito de la IO es uno de los obstáculos más importantes al desarrollo de soluciones eficaces.

Las ciudades y los servicios públicos piden cada vez más ayuda para gestionar con éxito sus proyectos de IoT, desde el diseño hasta el despliegue, pasando por la gestión del funcionamiento y el mantenimiento. Socios expertos y servicios de apoyo profesional son fundamentales para diseñar y crear aplicaciones inteligentes, evaluar la infraestructura de red necesaria y la disposición de la conectividad, configurar e instalar todos los componentes de la solución. Una vez que la solución está en marcha, se necesitan habilidades igualmente importantes para lograr el mejor rendimiento posible de las redes y los dispositivos instalados, gestionar sin problemas la resolución de problemas y hacer frente a posibles contratiempos.

 

Explore cómo la falta de competencias en materia de IO está obstaculizando los proyectos inteligentes: descargue nuestro informe y descubra qué se puede hacer para superar este obstáculo.


interoperability smart lighting

Iluminación inteligente: las ciudades deben licitar la interoperabilidad

La gestión del alumbrado público ha cambiado mucho desde la introducción de las tecnologías inteligentes de IoT. Ahora es posible la supervisión y el control remotos, con beneficios inmediatos en términos de ahorro en la factura eléctrica y energética, reducción de las emisiones de GEI, mejora del mantenimiento y de la calidad del servicio.

Pero cómo podemos garantizar que las farolas conectadas beneficien a la ciudad, a sus habitantes y el bien común? La Asociación LUCI retomó la cuestión en un documento recienteEn el marco de la conferencia, se debatirán los elementos clave del marco técnico y operativo de la Iluminación Inteligente, así como la vertiente social y societaria.

Destaca la interoperabilidad como tema central. Las ciudades están cada vez más preocupadas por la dependencia de los proveedores, ya que las tecnologías propietarias y las redes de aplicación única sufren una integración imposible o costosa con otros sistemas, corren un mayor riesgo de obsolescencia y, en última instancia, ofrecen un escaso rendimiento de la inversión.

Como explica claramente el documento de la Asociación LUCI, el concepto de interoperabilidad en Smart Lighting entra en juego en tres niveles. El nivel de red se trata del soporte de la comunicación entre los dispositivos conectados; el nivel de software se trata del lenguaje compartido que necesitan estos dispositivos para interactuar. La página web nivel de hardware se refiere a los dispositivos físicos que se van a interconectar, considerando, por ejemplo, las luminarias LED, los controladores inteligentes y los sensores ambientales.

Como proveedor de tecnología que siempre ha sido agnóstico a la aplicación, en Paradox Engineering nos centramos en el desarrollo de redes inteligentes de IoT que soportan una serie de dispositivos de campo y sistemas de tercerosindependientemente de la marca. En una palabra, nos dirigimos a la interoperabilidad.

Nuestras tecnologías están basadas en estándares y cuentan con modelos de datos abiertos: 6LoWPAN, TALQ, uCIFI Alliancepero también DALI, Nema, Zhaga son algunas de las normas del sector que más escuchará de nosotros.

La interoperabilidad otorga a las ciudades la flexibilidad para hacer frente a los retos más acuciantes y planificar estratégicamente futuras aplicaciones innovadoras. Menos costes hoy, y sin barreras a la hora de añadir nuevos dispositivos y aplicaciones con el tiempo.

¿Está preparado para licitar por la interoperabilidad? Contacta a nuestros expertos para un asesoramiento no vinculante sobre redes inteligentes interoperables para Ciudades abiertas!


road safety

Seguridad vial en las ciudades: las tecnologías inteligentes ayudan

El año 2020 fue el más mortífero en Estados Unidos en cuanto a accidentes de tráfico en más de una década, con un aumento de 7% de víctimas mortales respecto al año anterior. La desafortunada tendencia continuó en 2021, con unas 20 mil víctimas en el primer semestre del año.

La semana pasada, el Departamento de Transporte de Estados Unidos anunció un nuevo y completo Estrategia Nacional de Seguridad VialUna hoja de ruta para hacer frente a lo que se ha convertido en una verdadera crisis nacional. Adoptando un "enfoque de sistema seguro", la estrategia reconoce los errores humanos en las colisiones, pero insta a diseñar sistemas redundantes e implantar tecnologías inteligentes para que las carreteras sean más seguras para todos.

En general, hay una necesidad urgente de nuevos sistemas para prevenir los accidentes de tráfico. Los vehículos están cada vez más equipados con sensores, sistemas avanzados de asistencia al conductor y frenado automático de emergencia que mejoran la navegación y la seguridad. Las infraestructuras también se vuelven más inteligentes para permitir la vigilancia y el control del tráfico, contribuyendo así a la prevención de accidentes y a una intervención más rápida cuando sea necesario.

Pero las ciudades son sistemas muy complejos, y son muchas las exigencias que se plantean a sus sistemas de transporte, que compiten entre sí. No existe una medida única, y la combinación de intervenciones que funciona en una ciudad puede no ser suficiente en otra comunidad.

Según la Foro Internacional del Transporte - coordinando la iniciativa "Safer City Streets" en la OCDE desde 2016-, la tecnología inteligente desempeña un papel cada vez más importante en la seguridad vial y alimentar a ambos control preciso (piense en la videovigilancia en cruces críticos o a lo largo de itinerarios muy transitados) y decisiones basadas en datos relacionados con la ingeniería de tráfico y la gestión de la velocidad.

El tiempo y la configuración de semáforos también son muy importantes. Un ejemplo sencillo pero eficaz es la optimización de los intervalos para peatones: los experimentos en la vida real demostraron que indicar "caminar" a los peatones varios segundos antes de que el tráfico que gira se ponga en verde mejora mucho la seguridad de los peatones, haciéndolos más visibles y disminuyendo el riesgo de ser atropellados.

Los vehículos están cada vez más conectados por dispositivos que interactúan entre sí y con la infraestructura vial. Los flujos de datos resultantes de Tecnologías Vehicle to Everything (V2X) y su interacción con los llamados Sistemas Inteligentes de Transporte Cooperativos pueden alimentar la advertencia de frenado de emergencia, la detección de distancias, la detección de conducción indebida, los sistemas para evitar colisiones, las advertencias de derrape relacionadas con el clima y la gestión optimizada de las intersecciones.

Pero la seguridad vial no se limita a los vehículos privados y a los peatones. Como micro movilidad y el uso de la bicicleta están en alza, las ciudades consideran cada vez más la seguridad vial desde una perspectiva más amplia. El espacio se está reasignando, la gestión de aparcamientos y gestión de bordillos son necesarios para garantizar un acceso seguro a los diferentes sistemas de transporte urbano. Las tecnologías inteligentes forman parte, sin duda, de las mejoras que se están llevando a cabo en las infraestructuras viarias.


cascading risks

Una infraestructura resistente para hacer frente a los riesgos en cascada

El erupción del volcán submarino en Tonga el pasado mes de enero es un caso ilustrativo de cómo funcionan los riesgos en cascada. Un acontecimiento perturbador desencadena otro, y luego otro, en una cadena incremental que exacerba múltiples vulnerabilidades que se convierten en críticas en un determinado entorno.

La pandemia de Covid-19 dejó claro que la crisis no viene sola. Mientras que las ciudades eran lucha contra la emergencia sanitariaEn la actualidad, muchas de ellas se han visto afectadas por fenómenos climáticos extremos -inundaciones, sequías, ciclones- que han hecho aflorar los problemas existentes de envejecimiento e inadecuación de las infraestructuras urbanas y han puesto en peligro el esfuerzo de recuperación económica y social.

Los riesgos en cascada se han hecho más visibles en los últimos añosLas ciudades apenas pueden recuperarse de un fenómeno meteorológico extremo o de una catástrofe natural, antes de ser golpeadas por un ataque de cibercrimenLa violencia de género, los disturbios civiles u otras perturbaciones sociales.

Ya que la disrupción se ha convertido en la "nueva normalidad", los gestores de las ciudades deben respaldar la resiliencia como enfoque general para hacer frente a los riesgos en cascada derivados del cambio climático, la urbanización y la digitalización.

Pero la resiliencia no es algo que pueda lograrse de la noche a la mañanaElaine Tan, Directora Adjunta del Centro de Ciudades Habitables de Singapur, dijo durante una reciente evento en línea por la Red de Ciudades Resilientes y el Grupo del Banco Mundial.

Es primordial remodelar los modelos urbanos, diseñar e implementar infraestructuras resistentes, aprovechando tecnologías inteligentes para mejorar la eficiencia y la calidad de los servicios públicos clave (piense en el suministro de energía y agua, los sistemas de movilidad, la aplicación de la ley, por mencionar algunos), al tiempo que los hace resistentes y accesibles incluso en tiempos de crisis. Los riesgos en cascada serán menos temibles si la ciudad confía en un infraestructura urbana inteligente para supervisar y controlar los servicios críticos.

La capacidad de recuperación de la infraestructura de "hardware" tiene mucho que ver con la capacidad de recuperación de la comunidad, el lado del "software"", añadió Elaine Tan. Y eso es absolutamente cierto: no puede haber una ciudad inteligente y resistente sin ciudadanos inteligentes y resistentes.

En esta época de incertidumbreEs especialmente importante que los gobiernos locales involucren a las personasLa creación de confianza y de líneas abiertas de comunicación y colaboración. Solo las comunidades cohesionadas pueden responder a múltiples y continuos riesgos en cascada y prosperar incluso ante la adversidad.


transportation equity

Las ciudades inclusivas buscan la equidad en el transporte

En el esfuerzo global-local para dar forma a ciudades sostenibles, resilientes e inclusivas, los sistemas de movilidad están en juego. Hay un llamamiento urgente a la equidad en el transporteEso significa diseñar y entregar sistemas de transporte seguros, accesibles, fiables y asequibles para todosincluyendo a las comunidades desfavorecidas por la movilidad.

La movilidad es un factor crítico de éxito para el crecimiento socioeconómicopero aún está lejos de ser equitativa en muchos lugares, señala un reciente libro blanco por el Foro Económico Mundial, el BCG y la Universidad de San Gall.

El informe analiza tres ciudades arquetípicas y sus ecosistemas de transporte: el automóvil centrado Chicago en los Estados Unidos, el peso medio compacto Berlín en Alemania, y la megaciudad de alta densidad Pekín en China. Los investigadores advierten que el mero aumento de las infraestructuras de movilidad no siempre mejora la inclusión social, ya que en todas las ciudades investigadas los mejores resultados se obtuvieron cuando considerando tanto la oferta como la demanda de transporte.

La recopilación de datos precisos es fundamental para comprender mejor la demanda de los usuarios y los problemas específicos de movilidad que afectan a las minorías, los discapacitados y las personas económicamente desfavorecidas. Decisiones basadas en datos permitió a las ciudades pilotar algunos iniciativas de movilidad sencillas pero muy eficaces.

En Chicago, la adición de lanzaderas de primera y última milla hacia y desde las estaciones de transporte público locales aumentó el número de puestos de trabajo accesibles a las comunidades desatendidas hasta en 90%. En Pekín, un sistema ampliado de reserva de pases de metro permite a las personas reservar previamente su plaza en un tren y evitar las colas en la estación para entrar directamente en el tren, con lo que los tiempos de desplazamiento se reducen en 29%. En Berlín, un nivel de servicio diferenciado en el transporte público, como los vagones de clase ejecutiva en los trenes, aumentó la proporción de viajes en transporte público en 11%, generando al mismo tiempo 28% más de ingresos para el operador.

Mirando el Ciudad de 15 minutos concepto de planificación, las ciudades se esfuerzan por reducir el tráfico y facilitar la vida de los conductores (incluyendo búsqueda de estacionamiento), al mismo tiempo que intentan reforzar los sistemas de transporte público.

Pero el informe también sugiere que la equidad en el transporte evita la perspectiva binaria coche/transporte público. Las ciudades verdaderamente inclusivas deben considerar soluciones de transporte innovadoras y multimodales, donde patinetesLas bicicletas y los vehículos eléctricos desempeñan un papel importante y contribuyen a crear sistemas de movilidad seguros, accesibles, fiables y asequibles para todos.


self-driving vehicles

Vehículos de autoconducción: aumentan las aplicaciones industriales

Los vehículos de autoconducción han sido largamente esperados como un impulso crucial para la industria del automóvil. La tecnología debería dar un salto adelante en 2022, pero la mayoría de los fabricantes siguen tratando con el nivel 3 vehículos autónomos y no podrá lanzar coches totalmente automatizados a corto plazo.

Pero la tecnología no es el único elemento que retrasa. Los coches sin conductor son una gran promesa, ya que se esperaba que hicieran la conducción más segura, eficiente y cómoda. De hecho, los numerosos interrogantes en torno a la seguridad aún no tienen respuestay cada vez es mayor la demanda de normas estrictas y reglas claras para asignar responsabilidades en caso de infracciones de tráfico.

Últimamente, dudas sobre el posible impacto medioambiental de los vehículos automatizados se han planteado. Esperamos que los vehículos de autoconducción seleccionen el mejor itinerario posible para llegar al destino deseado y ajusten la velocidad y el ritmo para ahorrar combustible y reducir las emisiones. Cierto, pero ¿y si los usuarios cambian el juego?

Si le pido al coche que busque el aparcamiento más barato (y no el más cercano), el tiempo de recorrido puede aumentar. Si no quiero pagar por el aparcamiento, puedo enviar el coche a casa mientras estoy en el trabajo y citarlo después del horario de oficina. Esto supondría el doble de tiempo de conducción -en general, esto puede llevar los vehículos de autoconducción provocarán más atascos, consumo de combustible y contaminación. Un reciente estudiar en el centro de Toronto mostraron este desagradable efecto secundario, y el debate está empezando a provocar algunas reacciones.

Mientras que los coches sin conductor van más despacio, Los vehículos de autoconducción están obteniendo mejores resultados en algunos otros sectores. Los vehículos totalmente automatizados se utilizan cada vez más como transportadores de cargas y líneas de montaje, carretillas elevadoras y remolcadores en almacenes y centros de fabricación. Con Tecnologías IoTCon cámaras, sensores de movimiento, radares infrarrojos y láser, estos vehículos pueden aprovechar complejos algoritmos y inteligencia artificial para gestionar el transporte de materiales y equipos con un esfuerzo humano limitado o nulo.

Los tractores autoconducidos son abriéndose paso en agriculturacontribuyendo a una agricultura más ecológica y productiva. Los tractores permiten tomar decisiones inteligentes mediante la recopilación de datos durante su funcionamiento, que proporcionan a los agricultores información sobre la salud de los campos y los cultivos y el rendimiento a largo plazo, así como alertas sobre problemas como fugas de riego o decoloración de los cultivos.

La fabricación, la logística y la agricultura parecen tener menos problemas que las carreteras urbanas con mucho tráfico. ¿Serán las aplicaciones industriales la verdadera oportunidad de negocio para los vehículos de autoconducción?


smart urban sensors

Los sensores urbanos inteligentes se hacen omnipresentes

El número de dispositivos del Internet de las cosas (IoT) en todo el mundo es se prevé que casi se triplique de 8.740 millones en 2020 a más de 25.400 millones de unidades en 2030. Los dispositivos IoT se utilizan en todo tipo de verticales industriales y mercados de consumo, y las ciudades inteligentes han experimentado una proliferación masiva en los últimos años.

Como sabemos, hoy en día las ciudades aprovechan los sensores urbanos inteligentes para recopilar datos y gestionar sus infraestructuras de forma exhaustivaLa red eléctrica y de agua, los servicios públicos esenciales, etc. El reciente informe de ABI Research se posicionó sobre la tendencias más relevantes que se darán en 2022 y confirmado los sensores urbanos inteligentes van camino de la ubicuidadEl número de casos de uso en los que IoT puede ofrecer valor añadido se multiplica.

Las soluciones emergentes basadas en sensores incluyen la gestión automatizada del tráfico en las intersecciones, la densidad de personas y el seguimiento del flujo para el distanciamiento de Covid-19, control de la calidad del aire, avanzado aplicaciones de seguridad pública con vigilancia móvil y detección de disparos. Sin embargo, Los despliegues de IoT en las ciudades inteligentes siguen teniendo como objetivo principal la mejora de la eficiencia y el ahorro de costesLa sostenibilidad y la descarbonización.

Tras el revuelo del evento COP26 en Glasgow, la sostenibilidad y la neutralidad del carbono serán un reto acuciante para las ciudades. El "Green Deal" de la UE y los compromisos de ciudades y gobiernos de todo el mundo elevarán el nivel de exigencia de las ciudades, que naturalmente están en primera línea para sufrir los efectos del cambio climático y tratar de mitigarlos.

Aplicaciones clave de los sensores urbanos inteligentes, como iluminación inteligente, residuos inteligenteso aparcamiento inteligente seguirá impulsando las inversiones en 2022afirma ABI Research. Gran parte de su impulso se debe tanto a la creciente gama de tecnologías de sensores de alto rendimiento como a la aparición de una potente computación de IA en el borde, con la oportunidad de desbloquear más valor de los datos capturados y permitir la inteligencia predictiva.

A pesar del aumento de la popularidad de los modelos de economía circular, los analistas temen que no se produzcan avances apreciables en los próximos 12 meses. El principio se encuentra todavía en una fase muy temprana de desarrollo, por lo que probablemente necesitará más tiempo para recoger cualquier resultado relevante a gran escala.

Pero ABI Research señala otra tendencia interesante: los gobiernos municipales están despertando a la posibilidad real de monetizar los datos de los sensores urbanos inteligentes. ¿De qué se trata? Se refiere a la posibilidad de aprovechar los datos generados por los dispositivos y aplicaciones conectados para diseñar nuevas fuentes de ingresos para las ciudades, muy necesario en la era posterior a Covid-19.

El trasfondo de cualquier programa de monetización de datos es la disponibilidad de una infraestructura urbana perfectamente segura y responsable, donde los datos sean totalmente transferibles y asignables (y tecnología de cadena de bloques puede ser la respuesta a esto).

Una plataforma como PE Smart Urban Network permite compartir y tokenizar los datos generados por los dispositivos urbanosPor lo tanto, se transforman en activos negociables. Esto significa que los flujos de datos se pueden vender y comprar fácilmente a través de un mercado digital seguro. Los datos relacionados con el aparcamiento pueden utilizarse, por ejemplo, para diseñar aplicaciones móviles que permitan comprobar los aparcamientos libres en tiempo real, reservarlos y pagarlos a través de un smartphone; los datos medioambientales en directo pueden aprovecharse para supervisar el impacto de las medidas de mitigación del tráfico y gestionar dinámicamente las zonas de tráfico restringido; etc. Las empresas de nueva creación y los negocios locales pueden diseñar y ofrecer aplicaciones que combinen diferentes datos para crear sus propios servicios.

Los sensores urbanos inteligentes son omnipresentes y las ciudades están aprendiendo a aprovecharlos no sólo para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad, sino también para generar ingresos que permitan financiar la innovación y el crecimiento futuro.